di_food
DIMAD explora en di_food las relaciones entre el diseño y la gastronomía. En di_food tendrá cabida cualquier formato: exposiciones, talleres, encuentros, presentaciones, banquetes, conferencias… todo lo que favorezca la interacción entre estas dos disciplinas.

Comienza el taller de diseño Tapa como Haiku en la Embajada de España en Tokio

14/11/2013

    El martes 12 de noviembre dio comienzo el taller de Tapa como Haiku en la Embajada de España en Tokio. Su duración fue de tres días y los que se reflexionó y trabajó sobre cómo condensar un cuento a un formato exclusivamente visual. La narración, ya de por sí corta, ha de reducirse a sólo 15 segundos, el tiempo que permanece en nuestro paladar el sabor de una tapa.

    DIMAD_MG_1734

    Luis Úrculo junto a uno de los asistentes y Gonzalo Robledo que ejercía de traductor mientras analizaban cómo condesar visualmente los contenidos del cuento que había elegido.

    El martes 12 de noviembre comenzó en Tokio el taller de diseño Tapas como Haikus. Se inscribieron nueve personas mayoritariamente diseñadores japoneses aunque también de otras procedencias y profesiones. Todos traían un cuento con el que trabajar. Debían condensar su historia en una única secuencia de imágenes de 15 segundos de duración. Luis Úrculo dio una explicación de los pasos que debían dar mediante una charla de casos similares en sus trabajos. Lo primero fue hacer una autopsia de la narración que había seleccionado. Cada cual debía identificar las partes o unidades textuales. Eran los miembros y organismos que componían la narración. Cada parte era asociada con un objeto, una acción, una imagen… Una vez decidida la autopsia, ésta se transformaba en naturaleza muerta, se lograban hacer bodegones de cosas que condensaban la narrativa despiezada.

    Al siguiente día, cada asistente trajo los objetos que había seleccionado para comenzar a pensar en cómo rodar su autopsia. Debían evitar hacer semejanzas figurativas entre objetos que pudieran ser asimilables a situaciones o personajes concretos del cuento. Por el contrario, había que buscar representaciones lo más abstractas posibles de lo que en ellos ocurria, más estructurales que formales podríamos decir. Fue un día duro pero los resultados estuvieron al final mucho más enfocados.

    DIMAD_MG_1663-min

    Una de las autopsias dio como resultado esta naturaleza muerta

    El tercer día se filmaron las breves secuencias de cada cuento. Al final hubo que editar esas secuencias para componer cada pieza de 15 segundos. El tiempo apremió y las prisas no fueron buenas compañeras. Sin embargo, todo discurrió como un cronómetro y las piezas se acabaron “on time”. Una noche más y parte de la mañana fue suficiente para que los materiales audiovisuales estuvieran a punto para su presentación.

    DIMAD_MG_1692

    Una de las asistentes le enseña a Luis Úrculo un de los procesos visuales con los que pensaba abstraer el cuento que había elegido

    DIMAD_MG_1667

    El bodegón sobre un libro de Tanizaki que una de las asistentes al taller había elegido para hacer su autopsia.

    Fotografía: Kohji Shiiki